Pandemia. Por Pedro Saldaño.

Pandemia.

Históricamente las pandemias han sido un arma de doble filo, principalmente en las formas en que las autoridades buscan resolver la contingencia, sin embargo la respuesta va a depender mucho de cuál sea ideologia política de los gobiernos de turno, en donde comprobadamente, los impactados son los ciudadanos y principalmente los más desposeídos, los trabajadores de niveles medios y los independientes de actividades económicas informales.
En el caso de nuestro país ha habido siempre el intento de aprovecharse de la coyuntura por parte de los gobiernos más derechistas, lo fue el 57 con Ibáñez, dónde al término de la crisis, igualmente EEUU logró invertir 19 mil millones de dólares, de supuesta ayuda al sector agrícola, el gobierno de Alessandri no logró rentabilizarlos y luego con Frei y la reforma agraria tampoco, (uno de los motivos por el cuál, se le hizo golpe de estado a Allende el 73, en defensa de la inversión que habían realizado los del norte).
Hoy no es muy diferente, luego de la tirania vivida por casi 47 años, se presenta nuevamente un escenario propicio para salvar el desastroso modelo implementado y bien llamado Modelo Económico Neoliberal, que proviene de las más profundas raíces Capitalistas, dónde quienes pagarán los costos, serán nuevamente los mismos de siempre.
Por eso hoy el Pueblo de Chile, en su gran mayoria está asustado por las medidas del gobierno de Sebastián Piñera ratificadas por el Congreso, de poner armas en la calle, las «ARMAS» de fuego que no combaten el virus, sino más bien controlan socialmente al mundo del trabajo, exije que regresen a activar la economía, siendo que han sido los capitalislas los que han ganado utilidades usureras y vergonsosas durante años, explotando al mundo del trabajo cautivo en la invasión del mercado extranjero, para volver al cautivismo nuevamente.

La ilustración es algo jocosa pero muy representativa.

Pedro Saldaño
Director Administrativo
Fundación Constituyente XXI

Comparta este artículoEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn