El retorno al Estado tapón y disuasor

(30/4/2015)En diciembre pasado, en otra columna publicada en BRECHA, Julio A. Louis se preguntaba si Uruguay estaría marchando hacia un retorno a su vieja condición de “Estado tapón y disuasor”. Hoy lo afirma.

El operativo vislumbra resultados. Estados Unidos busca salir del aislamiento  en Nuestra América. Lo intenta rediseñando y extendiendo integraciones para la servidumbre (Tratado del Pacífico, TISA, y Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, debilitada y supeditada a EE.UU.)  Y reconfigurando la O.E.A., el Ministerio de Colonias fundado durante la guerra fría, con cumbres presidenciales que ni pueden acordar una declaración.  La razón es obvia: quebrar al MERCOSUR, la UNASUR y la CELAC, ésta abarcadora de toda Nuestra América, pero sin EE.UU. y su satélite obediente, Canadá.

Pero para romper el aislamiento de Estados Unidos no sirven los gobiernos malnacidos (Honduras, Paraguay), o represivos (Colombia, México). En cambio, se presta a las mil maravillas un gobierno de “izquierda” como el de Uruguay, pro O.E.A., con su ex Canciller como Secretario General y presencia avalada casi por unanimidad de Nuestra América en el Consejo de Seguridad de la O.N.U. ¿Cómo se relacionarán esa agua y ese aceite, el panamericanismo del “América para los (norte)americanos” y el latinoamericanismo?  A eso aspira  Almagro sin explicar cómo, sin plantearse sus incompatibilidades.

Leer texto completo en PDF

El Estado Tapon (pdf)

Comparta este artículoEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn