Foro de Sao Paulo, Venezuela y la izquierda chilena.

Foro de Sao Paulo, Venezuela y la izquierda chilena.

Por Esteban Silva C

En los grandes medios de comunicación diarios,TV, radios y redes se desató una verdadera guerra plagada de ataques, mentiras y deformaciones sobre el gobierno venezolano y, en particular, sobre la delegación chilena presente en el encuentro sostenido con el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

Salvo honrosas excepciones, los grandes medios de comunicación difundieron todo tipo de falsedades, tergiversaciones y caricaturas de lo que ocurría en Venezuela durante el XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo, realizado en Caracas del 25 al 28 de julio del 2019.

En Chile, la solidaridad con el gobierno del Presidente Maduro y el pueblo venezolano ante la brutal agresión imperialista dirigida por Donald Trump junto a sus adláteres del Grupo de Lima y la defensa de la autodeterminación venezolana se ha transformado en una verdadero parte aguas de definiciones para las fuerzas de izquierda y democráticas en Chile.

El informe de la Alta Comisionada de DD.HH. de la ONU sobre Venezuela fue utilizado profusamente por el gobierno de Sebastián Piñera y la prensa mercurial convirtiéndolo (más allá de su cuestionada metodología) en un instrumento político contra el socialismo venezolano. La derecha lo utilizó para lanzar un ultimátum contra la izquierda chilena, presionando para que definiera ideológicamente su adhesión “democrática” al sistema capitalista y para que se distancie de ser oposición antisistémica al modelo neoliberal dominante.

La prensa chilena, arremetiendo desde un anticomunismo primario, busca imponer a la ciudadanía la actual política exterior piñerista basada en establecer “fronteras ideológicas de intolerancia” frente a gobiernos de orientación socialista como el venezolano asegurando así su subordinación al gobierno de EE.UU. para validar la injerencia externa, las sanciones, el bloqueo y las múltiples formas de agresión contra el gobierno y pueblo venezolano, atentando así contra su autodeterminación y soberanía.

Lamentablemente, algunos sectores progresistas y que vienen llegando a la política se han dejado arrastrar por la política del gobierno derechista y de los medios de comunicación hegemónicos, haciéndose parte, sin siquiera darse cuenta, de la concepción de “fronteras ideológicas de intolerancia” en las relaciones internacionales de Chile.

En ese contexto, resultan lamentables las declaraciones del Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Pablo Vidal (RD)(que ocupa ese cargo representando al FA, luego de la renuncia de Mirosevic producto de una negociación opositora). En la prensa Vidal críticó a sus propios compañeros del Frente Amplio por asistir al Encuentro del Foro de Sao Paulo en Caracas señalando que: “El Foro de Sao Pablo, este año, no es otra cosa que una defensa corporativa a Nicolás Maduro”.

Las declaraciones del diputado trasuntan un gran desconocimiento e ignorancia de lo que es el Foro de Sao Paulo, de lo que son los debates y la construcción de acuerdos en una izquierda plural.

El Foro, que cumplirá 30 años el 2020, reúne a las fuerzas más representativas e importantes de izquierda y progresistas de América del Sur, Centroamérica y el Caribe: partidos y movimientos de izquierda, históricos y nuevos, de vertientes socialistas, comunistas, revolucionarias, progresistas y populares de América Latina y el Caribe.

Nuestras resoluciones y acciones conjuntas no son solamente resultado del Encuentro anual, sino que se desarrollan mediante acciones y articulaciones previas. Se organizan desde la Secretaria Ejecutiva que dirige la compañera Mónica Valente, -quién es también Secretaria de Relaciones Internacionales del Partido de los Trabajadores de Brasil- se procesan en el Grupo de Trabajo y se impulsan además acciones conjuntas por país, tales como la organización de talleres y encuentros subregionales de los partidos y movimientos del Foro (Cono Sur, Región Andina, El Caribe, Centroamérica, incluso América del Norte.)

Revolución Democrática solicitó su ingreso al Foro de Sao Paulo el 2014, incorporación que se se materializó en el XXI Encuentro del FSP en La Paz, Estado Plurinacional de Bolivia, del 25 al 29 de agosto de 2014. En ese encuentro se aprobó una declaración final y una serie de Resoluciones (con el acuerdo del representante de RD) y se ratificó expresamente la solidaridad del FSP con el gobierno bolivariano del Presidente Nicolás Maduro y con la institucionalidad establecida por la Revolución Bolivariana texto que reproduzco textual:

“El pueblo venezolano derrotó las acciones terroristas al inicio de este año, con la movilización popular, con el llamado al diálogo político convocado por el Presidente Nicolás Maduro, la fortaleza de todas las instituciones de la democracia y la firme posición asumida por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, comprometido con la paz y los principios establecidos en la Constitución”.

Al año siguiente, el 2015, RD participó, a través de su responsable de RR.EE, en el XXI encuentro del Foro de Sao Paulo, realizado desde el 29 de julio al 1 de agosto en México. En esa oportunidad, suscribieron nuevamente, junto a todos los delegados que asistimos, la Declaración Final que sobre el gobierno del Presidente Nicolás Maduro señalaba:

“La República Bolivariana de Venezuela es una democracia asediada por el imperialismo y sus aliados. De hecho, está sometida a una guerra permanente en lo político, económico y psicológico. El decreto del Presidente Obama, que declara a Venezuela una amenaza inusual a su seguridad y decreta la emergencia nacional, es una clara declaración de guerra y un peligro para la paz en la región. La campaña mediática de desprestigio del gobierno y las instituciones del Estado pretenden debilitar la soberanía popular; las acciones emprendidas por algunas ONGs de Derechos Humanos de dudosa actuación y la guerra económica acompañada de acciones subversivas y violentas buscan desmoralizar al pueblo y asaltar el poder por vías no democráticas. Sin embargo, en medio de las difíciles condiciones, el pueblo venezolano se organiza y se moviliza para participar y ofrecer al mundo una victoria contundente el próximo 6 de diciembre, en las elecciones parlamentarias en las que el pueblo chavista, bolivariano y antiimperialista habrá de triunfar.”

Luego de participar en los Encuentros del 2014 y el 2015, RD no volvió a participar en encuentros anuales hasta la fecha, ni en Seminario que en Chile el 2018 organizamos conjuntamente los partidos y movimientos integrantes del Foro de Paulo. Por todo aquello, resulta sorprendente e incomprensible la aseveración de Vidal en la prensa cuando señala : “que su colectividad se retiró de la instancia porque, simplemente, no se le dio cabida a la “reflexión crítica”.

Puedo entender que el diputado Vidal nunca haya asistido al Foro de Sao Paulo y que no conozca su historia ni a sus dirigentes, pero haría bien en informarse mejor antes de “conminar” a definir la pertenencia en el Frente Amplio a dirigentes de otras fuerzas, que formamos parte del conglomerado, por la solidaridad que le expresamos al Presidente Nicolás Maduro y a la Revolución Bolivariana, ratificada además por el conjunto de los más de 720 delegados internacionales, representantes de más de 150 partidos y movimientos que participan en el Foro de Sao Paulo.

El Foro de Sao Pablo ha logrado positivamente generar en la actualidad la más amplia y plural confluencia internacionalista y nuestroamericana de fuerzas de izquierda y progresistas en la lucha por la autodeterminación y derechos sociales de nuestros pueblos con una clara posición antiimperialista.

Es importante hacer este debate en la izquierda con amplia participación social, y también en el Frente Amplio, en particular, ahora que se desarrolla el Congreso desde los territorios, evitando las caricaturas mediáticas, los sesgos ideológicos y la lógica cupular.

Comparta este artículoEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn