La República Socialista del 4 de junio de 1932 y el Chile de hoy. Por Esteban Silva

Eugenio Matte Hurtado, General Arturo Puga, Carlos Dávila y Marmaduke Grove.

La República Socialista del 4 de junio de 1932 y el Chile de hoy. Por Esteban Silva

“La República Socialista será una República de Trabajadores no de esclavos, sino de dignos, libres y conscientes trabajadores.”

Eugenio Matte Hurtado, junio de 1932.

Un 4 al 16 de junio de 1932 se instaura la República Socialista de los 12 días liderada por el Comodoro Marmaduque Grove, Eugenio Matte Hurtado, el General Arturo Puga, Carlos Dávila, Oscar Schnake y Eugenio González Rojas, entre otros.

La crisis capitalista global de 1929 había generado una gran contracción económica, un alto endeudamiento y el aumento de la pobreza en los países periféricos y dependientes como el nuestro. Frente a aquella situación la efimera República Socialista de 1932 representó, una temprana decisión en Chile y en nuestra América voluntad revolucionaria para superar el capitalismo y construir el socialismo.

Las clases y las elites dominantes y hegemónicas reaccionaron inmediatamente atacando la incipiente República Socialista que buscaba abrirse paso. Con el lema “Alimentar al pueblo, vestir al pueblo” la República Socialista contribuyó a la irrupción del pueblo chileno como sujeto político en la lucha por su dignidad y derechos, contribuyendo a la toma de conciencia para enfrentar la explotación y las grandes injusticias y colocando en el centro la posibilidad de construir un Chile socialista.

La gesta de Grove, Matte, Rojas y sus compañeros, permitió a abrir camino y multiplicar las luchas de los trabajadores, desempleados y campesinos, y contribuyó con la toma de conciencia popular como antesala y acumulación de los trabajadores, campesinos, sectores populares y medios para el triunfo del Frente Popular algunos años después en 1938 (Grove fue el generalísimo de esa campaña) y luego de la Unidad Popular en 1970, liderada por Salvador Allende Gossens.

Los impulsores de la República Socialista de los 12 días, fueron pioneros en la lucha por un socialismo revolucionario y autónomo, sin adscripción mecánica a modelos dogmáticos, como bien señalara el amauta peruano José Carlos Mariátegui: “No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indo-americano”.

Si bien, la proclamación de la efímera República Socialista se gestó en medio de una crisis política e institucional mediante la captura cupular y simbólica del Estado, aquella acción reflejó la voluntad de un puñado de hombres y mujeres que reivindicaron tempranamente en el Chile de los 30, con convicción y audacia, la urgencia de una transformación socialista, poniendo manos de los trabajadores y de las mayorías populares la gestión del Estado para una perspectiva de desarrollo y liberación nacional.

Recordar hoy la República Socialista de 1932, es traer al presente , en la nuevas circunstancias de Chile y el mundo de hoy, la voluntad y la lucha para conquistar y edificar una verdadera República que sea una real Patria para todas y todos.

Esteban Silva Cuadra

Santiago, Chile, 4 de junio de 2019

Comparta este artículoEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn